Conoce las 5 etapas de un emprendimiento

Igual que un organismo, los emprendimientos experimentan etapas de nacimiento y crecimiento que son necesarios para su desarrollo.

Como líder de tu emprendimiento, estas etapas estarán íntimamente relacionadas a tu gestión y capacidad de solventar las dificultades que se presenten en el camino.

Las fases que transcurran serán a veces intrincadas y a veces estables y calmadas, lo importante en cada una de ellas es que continúes perseverando para lograr tus objetivos.

Las 5 fases del emprendimiento

1)La idea.
En la primera etapa seguramente tendrás mucha motivación por estar lleno de ideas que pueden ser contrarias u coherentes entre sí. Esta es la etapa de creación, donde te sentirás inspirado y entusiasta.

El factor clave de esta etapa de nacimiento será mantener el entusiasmo y el orden de las ideas, saber deducir con qué puedes comenzar, y qué cosas planificar para el futuro.

2) Travesía en el desierto
Una de las dificultades que se te pueden presentar es la de no contar con apoyo suficiente o con ningún apoyo, por lo que poner sobre la mesa la posibilidad de tener la asistencia de inversores y/o ayuda de personas de confianza permitirá sobrellevar esta situación.

Si no consigue la ayuda necesario con la mayor protitud, comienza a organizar las actividades en orden de prioridad para que puedas, en la medida de tus posibilidades, ir avanzando.

La clave en esta etapa es concretar el producto o servicio tan pronto como sea posible para comenzar a generar ingresos. Pero eso solo podrás hacerlo, si cuentas con una planificación y metas claras.

3) Crecimiento irregular.
Llegados a este punto, es posible que aún no cuentes con el ingreso suficiente para permitirte contratar a empleados y repartir las responsabilidades.

Las muchas actividades que desempeñes pueden generar estrés, cansancio y frustración, la clave infalible es aguantar, observar los buenos resultados y aprende y corregir los no tan buenos.

Recuerda, ¡mantén la perseverancia! Estas a poco de lograr la estabilidad de tu emprendimiento.

4) Crecimiento estable.
En esta etapa, tu emprendimiento generará recursos suficientes con lo que podrás comenzar a contratar a los integrantes de tu equipo de trabajo.

Este gran paso te hará sentir un poco más de calma y entusiasmo. Sin embargo, debes recordar: hay planes y metas que aún no deben ser tratados, que requieren de mayor planificación.

La mejor clave para esta etapa es prepararte y formarte como líder de tu negocio, con ello ganarás la seguridad necesaria para gestionar con éxito a tu equipo y a tus clientes.

5) Crecimiento óptimo
Al llegar a la última etapa es necesario consolidar el crecimiento de tu emprendimiento. Contratar a un encargado que optimice los procesos permitirá al negocio tener la eficiencia deseada para el crecimiento exponencial.

El éxito es ese viejo trío: habilidad, oportunidad y valentía.

Charles Luckman

En toda esta evolución el factor mental, la fortaleza y el creer realmente en tu proyecto es el valor más importante que debes mantener; ¡que te falte todo menos la confianza y fortaleza!

Conoce las 5 etapas de un emprendimiento
Scroll hacia arriba